Se trata de una de las acciones más importantes dentro del mantenimiento preventivo de las instalaciones industriales. La parada de planta o parada técnica es de suma importancia dado que los trabajos que la constituyen no pueden realizarse durante el período de actividad normal de la maquinaria industrial.

Motivos de la parada de planta

Dentro de las actividades regulares de mantenimiento existen algunas que por su complejidad no pueden se pueden llevar cabo con la maquinaria industrial en pleno funcionamiento. Cuando un trabajo de mantenimiento atañe exclusivamente a una o a unas pocas máquinas, no hay problema. Lo hacemos constantemente. Pero cuando se trata de revisar, poner a punto o incluso reparar toda la instalación industrial, no hay más remedio que ejecutar una parada de planta. Por eso a estos trabajos también se les conoce como parada mayor, parada por mantenimiento o mantenimiento mayor.

Kripton Oil Planta Industrial Parada de Planta

La mayoría de las veces, una parada técnica viene motivada por una revisión general de aspectos de seguridad. Las industrias con mayor exigencia en este campo (por ejemplo, la industria química o la energética) son las que más regularmente llevan a cabo este tipo de revisiones. Sin embargo, también es cierto que una parada de planta puede tener otros motivos:

Inspección de equipos por motivos de rendimiento más que de seguridad.
Reparaciones y corrección de fallos.
Reemplazos de piezas o de máquinas obsoletas.
Mejoras técnicas o de procesos.

En definitiva, lo más relevante de una parda de planta es que nos permite recuperar la funcionalidad original de nuestros equipamientos industriales o incluso mejorarla.

Preparación de la parada

Kripton Oil Parada de planta Instalaciones industriales

Como es de imaginar, una acción de estas características conlleva un alto grado de planificación. La planificación conlleva identificar objetivos, metas, duración y coste. El tiempo que dure la parada debe optimizarse al máximo; las tareas y objetivos deben estar muy claros y bien definidos para sacar el máximo provecho de la inversión de tiempo y dinero que supone. Para ello hay que programar también los horarios y tareas de operarios, especialistas y coordinadores.

Una vez realizada la planificación (qué debemos hacer y para qué) y la programación (cómo y quién debe hacerlo), podemos pasar a la fase de ejecución. En esta fase debe seguirse el programa de tareas que hayamos establecido. Es de suma importancia que todo el proceso tenga claros no solo los objetivos y los métodos sino también el equipo humano implicado (tanto el de coordinación o dirección de la parada como el operativo).

Después de la parada

La fase final de una parada de planta consta de dos etapas. La primera es la desmovilización del equipo, limpieza y la reactivación de la actividad normal de la planta.

La segunda es la evaluación. Dado que se trata de una acción que deberemos realizar en más de un momento de la vida útil de unas instalaciones industriales, es importante analizar a posteriori qué ha ido bien y mal, qué puede mejorarse en la metodología del mantenimiento mayor, qué equipos han funcionado mejor o peor… Hay realizar informes de todo y analizar los resultados para mejorar el proceso en futuras paradas.

Kripton Oil Parada de planta Fabrica maquinaria industrial