Si en Navidad detienes tu actividad industrial, piensa que quizás sería buen momento para algunas tareas de mantenimiento. Aprovechar al parón navideño para algunas puestas a punto optimizará tu producción. Veamos las 5 tareas de mantenimiento esenciales para estas fechas.

Mantenimiento Industrial Kripton Reparaciones Menores Soldadura

1. Reparaciones menores

Algunos desperfectos o fallos no son lo suficientemente importantes como para estropear nuestras máquinas pero, ya los sabes, sí que inciden en su productividad. Y detener el proceso productivo para una reparación menor, siendo francos, nunca es buen momento. Navidad es un buen momento. Hazlo ahora.

2. Limpieza y lubricado

Una limpieza a fondo tanto de las máquinas como las propias instalaciones industriales nunca está de más. La mayoría de las veces, con el proceso productivo en pleno funcionamiento, la limpieza acaba siendo superficial. Y una vez realizada esta limpieza a fondo también puede ser un buen momento para lubricar y engrasar los equipos. Y lo dejamos todo limpio y a punto.

Mantenimiento Industrial Kripton Limpieza Instalaciones Industriales

3. Obras, reformas, revisiones y renovación

Dependiendo del tiempo de que dispongas (y del presupuesto o de las ganas de rejuvenecer tu empresa) puedes aprovechar para hacer obras y reformas de tu fábrica, taller o almacén, puedes renovar desde piezas y componentes hasta máquinas o instalaciones enteras o puedes, simplemente, hacer una revisión integral del estado de tus equipos industriales.

4. Actualizaciones eléctricas e informáticas

La parte electrónica y digital es cada vez más importante en los entornos industriales. Las máquinas cada vez son menos mecánicas y más digitales, o sea que vale la pena actualizar ese software anticuado, repasar las instalaciones eléctricas y, en definitiva, hacer testing de funcionamiento en el ámbito electrónico.

Mantenimiento Industrial Kripton reparaciones electrónicas

5. Análisis y planificación

Como hemos comentado en más de una ocasión en este blog de Kripton y en más de un artículo, una parte importante de todos los procesos de mantenimiento (del TPM más ortodoxo a las tareas más elementales y de mayor sentido común) terminan con un análisis y evaluación de la información recogida y la creación de un memorándum que recopile las experiencias y proponga mejoras. Estas fechas (que además coinciden con el final del año) son ideales para ver qué fallos, accidentes, roturas, percances, contratiempos y percances se han producido y realizar un nuevo plan de mantenimiento para evitarlos durante el año venidero. ¡Para un 2018 más productivo!